Desarrollo de Charts


Ir al Contenido

Estructura de los Acordes Principales

Clases > Clase 3

El Método de los Acordes


Los acordes son la base armónica de cualquier forma musical, ya sea de música Clásica, Jazz, Latin, Heavy Metal, Funk, Pop y Rock.
Sobre ellos podemos identificar las diferentes melodías que hacen las canciones o las diferentes piezas musicales. Podríamos decir que los acordes son como el mapa armónico de una canción.
Sin ellos estaríamos perdidos porque no sabríamos qué tocar. Es por eso que es fundamental poder identificarlos, saber cómo se forman, cómo se combinan, y cuáles son las distintas maneras de tocarlos. El método de acordes nos permite visualizar muy rápidamente la base armónica (mapa) de una canción, haciendo que de manera casi instantánea podamos tocarla ya sea en el piano, órgano o guitarra.
Es fundamental manejar con claridad este método a la hora de tocar en bandas o conjuntos musicales dadas las conveniencias y facilidades que aporta, y es hasta más efectivo para estos casos que las viejas partituras, dado que todo ese enjambre de símbolos se reduce a unas pocas anotaciones con letras y números que resultan mucho más rápidas de manejar e interpretar.
Es ideal para personas que canten o para quienes acompañen a otros vocalistas porque podemos arreglar o simplificar las bases según nuestra conveniencia y capacidad para las distintas ocasiones.
Los acordes son muy útiles para componer, ya que sobre ellos podemos crear miles de melodías diferentes que pueden ser trasladadas luego al canto o a otros instrumentos de la banda.


Para implementar el método de acordes eliminaremos casi totalmente las partituras, tanto para lectura como para escritura, y nos basaremos en un sistema más rápido y simple, conocido como “Cifrado Americano”.
El Cifrado Americano es un método relativamente nuevo, que se basa en el uso de letras, números y unos pocos símbolos para leer y escribir música.
Es muy fácil de usar y nos permite ser más rápidos, sobre todo a la hora de escribir. En cuanto a la lectura y ejecución, este sistema nos da una gran cuota de libertad, y nos permite expresarnos exactamente como queramos, ya que no presenta la música detallada nota por nota. Todo lo contrario. Lo que hace es sentar las bases de la pieza musical, y nos deja a nosotros la difícil (pero grata) tarea de interpretar a nuestro gusto.
Es por eso que cuanto mejor sepamos manejar el método, y cuanto más familiarizados estemos con el sistema, más libertad tendremos para hacer lo que queramos; podremos agregar notas, escalas, arpegios y muchos recursos más.


Estructura de los Acordes Mayores (Teclas Blancas)


Identificamos 3 grupos:

  • Los acordes que tienen sólo notas blancas
  • Los acordes que tienen dos blancas y una negra
  • Un acorde que tiene una nota blanca y dos negras



En el grupo 1 se encuentran los acordes de
Do, Fa y Sol Mayor.
En el grupo 2 se encuentran los acordes
Re, Mi y La Mayor.
En el grupo 3 se encuentra, solo, el acorde de
Si Mayor.
Nótese que al tocar los acordes de un mismo grupo , en cualquier orden, podemos mantener la posición de la mano invariable, formando un molde, y simplemente mover el brazo llevando el primer dedo (pulgar) a las diferentes notas Tónicas, y la mano siempre encaja en el acorde. Es decir, que podemos tocar los acordes de Do, Fa y Sol Mayor en cualquier orden y combinación, sin cambiar la posición de la mano, y simplemente llevándola al acorde deseado. Lo mismo ocurre al tocar los acordes de Re, Mi y La Mayor.


GRUPO 1

GRUPO 2

GRUPO 3

Estructura de los Acordes Menores (Teclas Blancas)

Veamos qué ocurre con los acordes Menores. En este caso, también identificamos 3 grupos casi iguales a los de los acordes Mayores.

  • Los acordes que tienen sólo notas blancas
  • Los acordes que tienen dos blancas y una negra
  • Un acorde que tiene dos notas blancas y una negra


En el Grupo 1 se encuentran los acordes
Re, Mi y La menor.
En el Grupo 2 se encuentran los acordes
Do, Fa y Sol menor.
En el Grupo 3, otra vez solo, encontramos a
Si menor.
Aquí ocurre lo mismo que con los acordes Mayores. Podemos llevar el molde formado con la mano para tocar los acordes de un mismo grupo. Por ejemplo entre Re, Mi y La menor.



GRUPO 1

GRUPO 2

GRUPO 3

Estructura de los Acordes Aumentados y Disminuidos

Los Acordes Aumentados Estos acordes son casi idénticos a los Mayores, salvo por una pequeña gran diferencia: la Quinta.
Es esta diferencia la que produce el cambio de nombre y de sonido entre el Mayor y el Aumentado. Los acordes Aumentados producen mucha tensión al escucharlos, y por eso son utilizados para pasajes rápidos de un acorde a otro.
Sería muy raro encontrarlos al comienzo o final de una canción. Podríamos comparar su efecto con aquel que se produce al agregar la séptima a un acorde, la cual nos “pide” al oído que pasemos rápidamente a otro acorde.
La pregunta es: ¿qué es lo que está aumentado? Y la respuesta es, justamente, la Quinta. Ahora nos preguntamos: ¿cuánto está aumentada? Un semitono.
Es decir que si queremos formar Do Aumentado, instantáneamente pensamos en Do Mayor, y simplemente aumentamos la Quinta en un semitono. Nos quedaría formado por: Do – Mi – Sol #; (Do+) Do Aumentado

Los Acordes Disminuidos Estos acordes son casi idénticos a los menores, salvo, otra vez, por la pequeña gran diferencia: la Quinta.
Es esta diferencia la que produce el cambio de nombre y sonido entre el menor y el Disminuido. Su sonido no produce tanta tensión como los Aumentados, aunque tampoco son acordes de reposo.
También son utilizados para pasajes entre un acorde y otro. Otra vez nos preguntamos: ¿qué es lo que está disminuido?
Otra vez decimos: la Quinta ¿Cuánto? Un semitono.
Así que si queremos formar La Disminuido, pensamos en La menor y le disminuimos la Quinta en un semitono. Nos quedaría formado por: La – Do – Mi b La Disminuido


Estructura de los Acordes Aumentados y Disminuidos Una vez más nos planteamos la forma de visualizar estos acordes rápidamente, y otra vez lo hacemos identificando “parentescos” visuales entre ellos.


Re, Mi y La Disminuidos son iguales en su forma.

Do y Sol Disminuidos son iguales.

Mib y Sib Disminuidos son iguales.

Mi y La Aumentados son iguales.

Do, Fa y Sol Aumentados son iguales.

Do# y Sol# Aumentados son iguales.

De esta manera tenemos como una vista aérea de los principales acordes. Un mapa. Hasta aquí, lo más importante es tener total conocimiento de cómo se forman y cómo se toca cada uno de estos acordes, ya que será básico para poder seguir adelante.


Regresar al contenido | Regresar al menú principal